Zaragoza. Alvaro Lorenzo estalla de toreo en el sincero adiós de Juan Bautista

Ajouté le: 07-10-2018 08:20

Con dos orejas se fue a hombros el toledano de una plaza de La Misericordia que se entregó a su concepto frente a un gran toro de Montalvo; Garrido pasea premio y Bautista se despide sin lote.

 

La despedida de Juan Bautista del toreo tenía lugar en la tarde de este sábado, 6 de octubre, en la plaza de toros de La Misericordia de Zaragoza. Una corrida de Montalvo era la que se lidiaba para el festejo, en el que acompañaban al diestro de Arles el extremeño José Garrido y el toledano Álvaro Lorenzo.

 

"Vanidoso", negro de capa, era el primero de la corrida, animal negro de capa y alto de agujas al que Juan Bautista saludó con verónicas de dulce y sutil trazo. Tras el tercio de varas de Alberto Sandoval, con dulzura se sacó Bautista al toro hasta los medios para plantearle faena al de Montalvo ya con la mano diestra. Por esa mano prosiguió su labor el de Arles, ya que por le izquierdo estaba más apagado e iba más corto el astado charro. Con habilidad dejó una estocada trasera casi entera que fue efectiva.

 

"Media Caña", de 564 kilos, fue el segundo de la corrida, primero del lote de José Garrido, también alto de agujas, con sus dos puntas al cielo, finalmente devuelto por lesionarse la mano derecha. De Adelaida Rodríguez fue el sobrero, al que dejó un saludo arrebatado a la verónica Garrido. Torerísima fue la forma de sacarse al astado charro hasta los medios, destacando un trincherazo que caló en el tendido, que captó la predisposición de Garrido ante el animal. De pulso, de técnica, de entregarse hacia adelante fue la labor de un torero que siempre quiso llevar embebido en sus trastos al de Rodríguez, aprovechando el motor sin clase del toro para transformarlo en emoción en el tendido. Y así, a base de tesonera lidia, logró captar la atención de la afición maña ante la casta desclasada de su oponente. No acertó a la primera a espadas, dejando una media después y un descabello en el que el toro quiso hacer por él, pero cayó antes.

 

577 kilos pesaba el tercero de la corrida, animal de nombre “Melonero” de Montalvo al que ya dejó Álvaro Lorenzo su impronta capotera. Brillante fue la lidia de Sergio Aguilar, así como los pares de Puchi y de Alberto Zayas, que tuvieron que saludar tras el tercio de banderillas. Fijeza y rápida arrancada tenía el toro de Montalvo en el inicio de faena del toledano, en el que dejó un prólogo de mucha emoción y transmisión arriba. Prontitud, tranco largo, humillación y duración tuvo un toro con el que se fajó Lorenzo, con el que dejó en la siguiente serie cambios de manos larguísimos y con el que logró llegar con muchísima fuerza arriba. Le acarició la embestida el manchego también a zurdas, que supo ralentizar el tranco del astado charro, logrando un empaque personalísimo en una faena rotunda. Con luquesinas acabó su labor el torero, rematando de un soberbio estoconazo y paseando doble premio del astado.

 

“Desdentado”, un colorado de Montalvo con 556 kilos, era el último toro de la carrera en activo de Juan Bautista. Con una ovación premió la plaza al torero antes de que saliese el animal, que se empleó en el caballo de Puchano. Emotivo fue el brindis a su otra gran familia que es su cuadrilla, comenzando a zurdas faena a un toro al que le iban faltando las fuerzas y ese defecto lo iba transformando en defensa y desentendimiento a final del muletazo.

 

Constantemente buscó el refugio de las tablas el segundo del lote de Garrido en los primeros tercios. Momento de apuro vivió José María Amores cuando el toro lo empotró contra las tablas. Bien anduvo José Garrido a base de pisar el sitio en el que el toro está obligado a embestir. Por circulares fue un final de faena con el astado prácticamente parado, y a milímetros de los pitones le hizo frente el torero al de Montalvo. Gran labor de Garrido. Oreja final al esfuerzo, al tesón, al aguante y a la entrega del torero.

 

Cambiante, desagradecido y muy difícil era el último toro del festejo, un toro con el que sí logró cogerle el compás en los primeros tramos de la faena el torero toledano pero que finalmente no logró llegar arriba. No acertó a espadas tampoco.

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de toros de La Misericordia, Zaragoza. Segunda de la Feria del Pilar. Corrida de toros.

Toros de Montalvo y uno, el segundo bis, de Adelaida Rodríguez.

Juan Bautista, silencio y ovación.

José Garrido, ovación tras aviso y oreja.

Álvaro Lorenzo, dos orejas y silencio tras aviso.

 

Crónica de Javier Fernández Caballero.

Foto y vídeo de Coso de la Misericordia

Zaragoza, Corrida del 6-oct-2018 from Circuitos Taurinos on Vimeo.



Partager
Twitter